#


MEDICINA ORIENTAL

Home INTRODUCCION > Temas

Tratamientos de la medicina oriental coreana


Por lo general, la medicina occidental se ocupa de las partes que están enfermas en el cuerpo. En cambio, para curar un padecimiento la medicina oriental coreana trata de encontrar la causa de fondo de éste. El principio básico de la medicina oriental coreana es el de restaurar la armonía entre el ying y el yang, de acuerdo con las leyes naturales. Por ello, este tipo de medicina no sólo trata síntomas, sino que elimina la causa de raíz de una enfermedad, guiándose por el principio del ying y el yang. Por ejemplo, supongamos que usted tiene fiebre, tiene contracción en los bronquios y tiene las manos y los pies fríos. En este caso, la medicina oriental coreana considera que un desequilibrio de calor es la causa principal de los síntomas anteriores, y con base en este diagnóstico, se elige el tratamiento correspondiente.



Los tratamientos de la medicina oriental coreana son muy variados. Entre otros, administración de medicamentos, acupuntura, moxibustión, aplicación de ventosas y chuna. Por más de mil años ha quedado demostrada la eficacia y seguridad de todos ellos.
Remedios y recetas medicinaless
Moxibustion
En los tratamientos por acupuntura, la receta respectiva indica los puntos de acupuntura relacionados con los padecimientos o síntomas del paciente, o las partes de deben ser tratadas, por ejemplo, piernas, dedos de los pies. Los tratamientos son similares en el caso de la moxibustión, de la terapia por ejercicio, la terapia por dieta, y otras más. El diagnóstico determinará qué tipo de remedio hay que administrar al paciente y el procedimiento respectivo. Para preparar el remedio se mezclan sustancias medicinales en dosis precisas, y se administrar este medicamento al paciente.

Acupuntura
Para el tratamiento de enfermedades de seres humanos y animales, las agujas instrumentos médicos. La acupuntura consiste en el tratamiento de enfermedades y dolores mediante la introducción de agujas en el cuerpo. De acuerdo con registros históricos, la acupuntura tuvo su origen en el este de China, junco a la península de Corea, para luego difundirse por todo el este de Asia.

Aplicación de ventosas
En comparación con la acupuntura, la aplicación de ventosas es un procedimiento más sencillo. Se coloca una ventosa en un gyeonghyeol (punto de acupuntura) de la piel: la boca de la ventosa hacia abajo; para lograr una fuerte adhesión de la ventosa a la piel se utiliza calor o una bomba por compresión.
En breve, en el área de aplicación se congestiona la sangre. Este procedimiento sirve para modificar la composición de la sangre, o para retirar de la circulación la sangre mala. Este procedimiento activa el intercambio gaseoso del cuerpo, lo que a su vez estimula el metabolismo y al sistema nervioso autónomo. Gracias a ello, mejora la digestión, el sueño y la defecación.

La aplicación de ventosas se realiza, principalmente, con extracción o en seco. En el primer caso, la ventosa ocupa un área mayor que el sector de la extracción. Hay que tener cuidado de no extraer más de 10 cc de sangre por sesión. En el caso de la aplicación en seco no se extrae sangre, sólo hay succión sobre la piel. Se emplea en el caso de pacientes que están débiles, o cuando el resultado del tratamiento sólo se puede lograr mediante la modificación de la composición de la sangre. Dado que es más fácil colocar una ventosa en un área dentro de la cual se hay un gyeonghyeol, que introducir una aguja en un punto exacto, desde hace mucho la aplicación de ventosas es un tratamiento popular. En Corea del Sur muchas familias recurren a la aplicación de ventosas hoy en día para tratar padecimientos leves como son los hombros entumecios.

Artículo publicado en la revista Korea Magazine (marzo de 2012).
Fuente: